ARTE PRINCIPAL

Tochos Holding, la huella de Emilio Lozoya en los FinCEN Files

Una serie de transacciones realizadas por Tochos Holding, la empresa del exdirector de Pemex, fue reportada al Departamento del Tesoro de EU; hubo compras de arte, joyas, pagos a despachos fiscales y un préstamo a un compadre

Por andrea cárdenas
Ilustraciones: Diego huacuja

22 de septiembre de 2020

A

penas habían transcurrido un par de semanas desde que Emilio Lozoya Austin dejó la dirección de Pemex cuando su empresa privada Tochos Holding Limited realizó transferencias por un valor de más de 182 mil dólares a las cuentas de una galería de arte en Nueva York, a un broker de otra galería en Ciudad de México y a una boutique de joyas en Manhattan.

Su afición por el arte ya era conocida, pero esta vez, sus adquisiciones fueron registradas en el sistema bancario estadounidense en un reporte de actividad sospechosa (SAR). La firma de inversión The Bank of New York Mellon (BNY Mellon), utilizada como intermediaria para hacer los pagos de Lozoya, reportó las transacciones de Tochos y otras 822 empresas ante la unidad de inteligencia financiera del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (FinCEN).

Entre enero de 2015 y marzo de 2016, Tochos Holding realizó al menos 13 transferencias desde la cuenta 516434271 en la filial suiza del banco Morgan Stanley. Esta cuenta y estas transacciones hasta ahora eran desconocidas y son diferentes a las que ha documentado la Fiscalía General de la República (FGR) en el caso judicial abierto contra Lozoya.

En total, las 13 transferencias de Tochos que BNY Mellon notificó el 4 de agosto de 2017 al FinCEN suman operaciones por más de 700 mil dólares, y además de las compras de arte, incluyen pagos a un despacho panameño, consultorías de firmas en Suiza y Nueva Zelanda, y un préstamo a la empresa de un compadre de Lozoya, según se desprende de la investigación FinCEN Files, liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y en la que participó Quinto Elemento Lab.

Tochos Holding Limited es la empresa que Lozoya utilizaba para sus “negocios personales”, según reconoció recientemente el exfuncionario. Hasta ahora, las autoridades mexicanas habían identificado solo una cuenta de la compañía en el banco suizo UBS, donde Lozoya depositó al menos 1.5 de los 10.5 millones de dólares de los sobornos que recibió de la constructora brasileña Odebrecht en 2012.

Los SAR no son evidencia de una conducta criminal, pero son la forma como los bancos alertan a las autoridades de EU sobre actividades presuntamente irregulares o delictivas y posibles operaciones de lavado de dinero. La filtración de los FinCEN Files obtenida por BuzzFeed News incluye más de 2,100 SARs enviados al Tesoro entre 1999 y 2017.

La filtración contiene miles de reportes con documentos muy detallados que describen las transacciones y el flujo del dinero, pero no todos los informes son igual de pormenorizados. En el caso de las 13 transacciones de Tochos, no hay más datos que expliquen la razón de su inclusión, y el BNY Mellon no respondió por qué incluyó la firma de Lozoya en los SAR. Sin embargo, los FinCEN Files permitieron un asomo a la actividad financiera del exdirector de Pemex.

Un gusto inoxidable
Una escultura de dos metros de acero inoxidable y prismas azules fue expuesta entre el 3 y 7 de febrero de 2016 en los pasillos de la Zona Maco, durante la feria de arte contemporáneo más importante de Latinoamérica que se celebra cada año en la Ciudad de México. La pieza forma parte de una edición de cuatro esculturas de la serie Nimbus. Lozoya debió haber quedado prendado: el 23 de febrero pagó 110 mil dólares por una escultura de la colección.

El reporte al FinCEN detalla que la operación se registró como “Rafael Barrios Nimbus / Painted Stainless Steel 2014”, la misma descripción de la obra expuesta en Maco. De no ser por ese detalle, su rastro se hubiese perdido entre las cientos de obras que han sido exhibidas y vendidas por la galería de Ricardo González Ramos.

La obra es del escultor venezolano Rafael Barrios, un artista que es representado en México por González Ramos, director de la Galería RGR, ubicada cerca del Bosque de Chapultepec. Lozoya hizo la transferencia a través de Tochos a la cuenta de González Ramos, quien no estuvo disponible para comentar sobre esta transacción.

La obra que compró Lozoya forma parte de una colección de esculturas de acero con formas geométricas y vibrantes colores que han sido montadas en espacios públicos, como en Park Avenue en Nueva York. Algunas de las obras de Barrios pueden llegar a cotizarse hasta en 430 mil dólares.

Nimbus2014RafaelBarrios

De la cuenta de Tochos salieron 110 mil dólares para pagar por una escultura de la
colección Nimbus, a la que pertenece esta pieza del venezolano Rafael Barrios Nimbus.
Fotografía: página web de Galería RGR

El mismo día que Lozoya compró la escultura de Barrios, Tochos transfirió otros 24,480 dólares a la cuenta de Gladstone Gallery, una de las galerías contemporáneas más exclusivas en el barrio neoyorquino de Chelsea.

El reporte no ofrece más detalles de esa transacción y la galería Gladstone se negó a responder para este reportaje qué fue lo que compró el exdirector de Pemex.

Gladstone se ha especializado en exhibir algunas de las mejores obras de consagrados artistas en el mercado de arte moderno. La galería representa a más de 50 creadores de talla mundial como el pintor estadounidense Carrol Dunham, el escultor británico Anish Kapoor, el productor de películas Matthew Barney, el artista suizo Ugo Rondinone y la fotógrafa iraní Shirin Neshat.

Una semana después de sus compras en las galerías de CDMX y NY, Tochos desembolsó poco más de 47 mil dólares en el Taller Talavera Inc, una galería en Manhattan donde se exhibe una colección privada de esculturas y joyas de oro adornadas con piedras preciosas.

Tochos depositó la suma a la cuenta de Talavera Inc en el HSBC con la “factura 1818”, según los FinCEN Files. Posteriormente, Quinto Elemento Lab pudo saber que la compra estuvo relacionada con joyas a nombre de su esposa, Marielle Eckes.

El pedido fue “iniciado por Marielle Eckes con factura número 1818 a nombre de Emilio Lozoya para su compra de una pulsera, un anillo y un par de aretes”, informó en un correo electrónico la diseñadora mexicana Aurora López Mejía, propietaria de Talavera Inc.

López Mejía es reconocida por su exclusiva línea de anillos, brazaletes, pendientes, dijes y collares. Sus diseños, a los que llama talismanes, son creaciones únicas con frases y mantras personalizadas que han conquistado a celebridades como Madonna, Elizabeth Taylor, Angelina Jolie y Rihanna.

“No conozco al señor Emilio Lozoya. Nos dio el nombre Marielle Eckes para la factura de su pedido. No tengo ningún conocimiento de Tochos Holding Limited”, dijo la diseñadora en su respuesta al cuestionario enviado por Quinto Elemento Lab, Proceso y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), los medios en México que participaron en los FinCEN Files.

 

WhatsApp Image 2020-09-22 at 19.43.58 (1)

Emilio Lozoya y Marielle Eckes en su matrimonio. Fotografía: Cortesía de El Universal

Las transacciones desde la cuenta de Tochos al broker González Ramos, a Gladstone Gallery y al Taller Talavera ocurrieron días después de que Lozoya abandonara la dirección de Pemex. Su afición por el arte ya había quedado explícita desde su primera declaración patrimonial de 2013: poseía cuadros de Picasso, Dalí y otros artistas, que en conjunto sumaban casi un millón de dólares.

El abogado de Lozoya, Miguel Ontiveros Alonso, dijo que su cliente fue empresario antes de incorporarse al sector público, que sus ingresos fueron lícitos, cumplieron la normatividad legal y fueron reportados a las autoridades. "Por lo tanto, tuvo diversas empresas e ingresos que justifican plenamente su forma de vida", informó ayer en una carta enviada a los reporteros, aunque no habló específicamente de las transacciones reportadas al FinCEN, que ocurrieron durante su último año de gestión en Pemex.

Préstamo al compadre
Así como compró piezas de arte tras dejar la dirección de Pemex, un mes después de abandonar la paraestatal y antes de cancelar sus cuentas en Morgan Stanley, Emilio Lozoya otorgó un préstamo por 345 mil dólares a un compadre suyo, el empresario Ricardo Haddad Musi.

Los FinCEN Files revelan que la transferencia sucedió el 21 de marzo de 2016 y se anotó como un “acuerdo de préstamo” a favor de la inmobiliaria Mokin Investments LLC en San Antonio Texas, propiedad de Haddad Musi y su esposa. La transacción a Mokin fue la más cuantiosa de las reportadas al Tesoro.

Lozoya y Haddad son viejos amigos y tienen una relación de doble compadrazgo: Haddad y su esposa son padrinos de uno de los hijos de Lozoya, y el matrimonio Lozoya-Eckes también apadrinó a uno de los hijos del empresario. “Es mi amigo desde la infancia, por más de 27 años”, dijo Haddad en respuesta a un cuestionario enviado por los reporteros que investigan los FinCEN Files.

El empresario de 46 años detalló que recibió un préstamo por parte de la empresa de Lozoya, que no ha finiquitado pues su vencimiento es a finales del 2020. Explicó que paga una tasa de 3% anual por el crédito y que esos recursos fueron solicitados “por necesidad de liquidez en los Estados Unidos”.

Mokin Investments ha hecho diversos negocios en la Unión Americana. Una búsqueda en los registros de la propiedad arrojó que la inmobiliaria de Haddad compró propiedades por un valor de mercado de 7.8 millones de dólares: cuatro inmuebles en San Antonio, un departamento en Miami, una residencia en Florida y un condominio en Utah.

Un mes antes de que Lozoya transfiriera los recursos, Mokin Investments se hizo de un apartamento en 400 Sunny Isles, Miami, el 4 de febrero de 2016 con un precio de compra de 758 mil dólares, según el registro de investigación de propiedades Property Shark.

Haddad negó que Lozoya estuviera involucrado en la compra de propiedades y señaló que el último pago de finiquito del departamento en Miami lo realizó en octubre de 2015, meses antes de que ocurriera el préstamo vía Tochos. “Lozoya nunca ha tenido absolutamente ninguna relación con ninguna de las propiedades”, dijo Haddad.

Cuando se le preguntó si estaba al tanto de dónde procedían los recursos y si sabía que Lozoya había depositado en Tochos parte del dinero de los sobornos de Odebrecht, Haddad dijo que desconocía el origen. “No, definitivamente no”.

En México, Haddad ha participado activamente en 18 compañías inmobiliarias y  comercializadoras de diversos productos y del sector textil. En Estados Unidos y España fundó otras compañías de bienes raíces.

A través de la Comercializadora Khayralah, ha hecho negocios con gobiernos estatales como Chihuahua, Jalisco, Veracruz y Durango al concretar contratos por al menos 90 millones de pesos para vender gel antibacterial, gelatinas, artículos de papelería y útiles escolares entre 2010 y 2017.

 

LISTADO

 

Paraísos fiscales
Hay un edificio en la plaza Vanterpool de las Islas Vírgenes Británicas que luce desgastado y tiene una farmacia en la planta baja, pero el inmueble saltó a la fama cuando el semanario  alemán Der Spiegel reveló que ahí se escondía uno de los mayores secretos del deporte mundial: en ese lugar se registraron las empresas que utilizó el futbolista Cristiano Ronaldo para esconder 150 millones de euros provenientes de sus derechos de imagen. La empresa de Lozoya está registrada en el mismo lugar.

Tochos Holding Limited fue fundada en las Islas Vírgenes, un paraíso situado en medio del caribe para quienes buscan crear sociedades fachada amparadas en la opacidad. La firma de Lozoya fue registrada por el despacho TMF LTD, especializado en armar y gestionar empresas offshore.

La empresa fue registrada en Tórtola, la más grande de las islas, en septiembre de 2008 cuando Lozoya era el director para América Latina del Foro Económico Mundial. Desde que fue fundada hasta que se disolvió a mediados de 2016, no existe ningún rastro de sus actividades comerciales.

Hasta ahora, las transacciones documentadas por la FGR sugieren que Tochos era utilizada para esconder el origen de recursos ilícitos. Lozoya ocultó su participación en esa empresa en las cinco declaraciones patrimoniales que presentó como director de Pemex.

El registro oficial de Tochos revela que antes de ser disuelta, Tochos tuvo como agente residente al despacho de abogados Icaza, González-Ruiz & Alemán (IGRA), una conocida firma registrada en Panamá que ayudó a Lozoya a mantener su nombre fuera de los archivos públicos.

Los FinCEN Files, que contienen en cúmulo de más de 2,100 reportes de actividad sospechosa, revelan que la empresa de Lozoya hizo un pago por 750 dólares a IGRA.

El despacho ya estaba en la mira: en los Panama Papers, IGRA es mencionado más de 28 mil ocasiones en los archivos, correos electrónicos y documentos del despacho de abogados Mossack Fonseca. En FinCEN Files aparece en al menos 16 reportes que entregaron los bancos al Tesoro como parte de sus avisos de posibles irregularidades.

IGRA registró el domicilio de Tochos en el segundo piso de la plaza Vanterpool, PO Box 873, Road Town, según el registro mercantil de las Islas Vírgenes. Esa dirección también es la sede de otras 367 empresas que aparecen en el mismo SAR donde quedaron registradas las transacciones de Tochos.

“Icaza, González Ruiz y Alemán Limited, un bufete panameño de abogados, fue presuntamente utilizado para actividades de lavado de dinero en conjunto con otras compañías, actuando como agente residente en Panamá”, se lee en uno de los SARs de los FinCEN Files.

“IGRA, sus oficinas afiliadas y su personal nunca han tenido relación profesional o de cualquier otra índole con Emilio Lozoya”, dijo el despacho en una carta enviada a Quinto Elemento Lab. Según IGRA, en 2014 fue contratada por la fiduciaria suiza Kendris SA para prestar servicios a Tochos.

Un club para ricos
Lobnek Wealth Management no es una compañía común y no es para todos. Es un despacho fundado en Suiza, con oficinas en Ginebra y Nueva York, especializado en gestión de fortunas y asesoría en inversiones. Promete privacidad para sus clientes y no cualquiera puede acceder a sus servicios.

Si alguien quiere contratar a Lobnek se deben invertir como mínimo cinco millones de dólares, según el directorio de proveedores suizos de gestión patrimonial registrados ante el gobierno de Estados Unidos. Emilio Lozoya era más que un cliente: “es amigo de mucho tiempo (más de 10 años) del fundador de Lobnek, Marc Moret”, según documentos del registro de la cuenta de Tochos en el banco UBS obtenidos por MCCI.

Entre 2015 y 2016, el exdirector de Pemex hizo al menos seis transferencias a la rama de Lobnek en Suiza por un monto total de 166 mil dólares por cargos administrativos, según los detalles de las transacciones contenidas en el SAR entregado por el NYB Mellon al FinCEN.

Aunque Lobnek asegura que no trabaja con personas políticamente expuestas como lo fue Lozoya en los años que dirigió Pemex, el despacho suizo prestó diversos servicios a dos empresas de Lozoya vinculadas con los sobornos de Odebrecht y Altos Hornos.

El 1 de junio de 2010, Tochos Holding abrió una cuenta de banco en la sucursal suiza del UBS y autorizó a Lobnek para recibir correspondencia. Esta cuenta tuvo como beneficiario al exdirector de Pemex hasta febrero de 2012 cuando cedió los derechos a su hermana Gilda Susana, de acuerdo con la orden de aprehensión en contra de Lozoya.

El despacho suizo no solo recibía la correspondencia de la empresa, también se encargaba de realizar pagos desde la cuenta de Tochos. Según las pesquisas de la FGR, Lozoya ordenó transferir cinco millones de pesos en noviembre de 2010 desde la cuenta de Tochos en Suiza a una cuenta de BBVA Bancomer a nombre de él y de su madre Gilda Austin. Lobnek sería la encargada de realizar ese pago, según la orden de aprehensión contra Lozoya.

La investigación oficial documenta que Lobnek también prestó servicios a Latin America Asia Capital Holding, la otra empresa propiedad de Lozoya que recibió más de tres millones de dólares de una firma offshore de Odebrecht entre abril y junio de 2012. En febrero de ese año, Latin America Asia Capital Holding abrió una cuenta bancaria en Suiza y otorgó un poder de gestión a Lobnek.

Lobnek rechazó contestar preguntas sobre su relación y los servicios prestados a las empresas de Lozoya, afirmando que está legalmente impedida de comentar sobre su aparición en un SAR. La firma suiza dijo que siempre ha cumplido con todas las regulaciones y normas, incluyendo la obligación de cooperar y asistir a las autoridades suizas cuando sea necesario.

Además de los pagos al despacho suizo, Tochos realizó otras dos transferencias por tres mil dólares cada una, en febrero de 2015 y marzo de 2016, a Anchor Operations Limited Partnership, una firma de Nueva Zelanda con oficinas en Zurich, Hong Kong, Singapur y las islas de Nevis y Anguila.

Anchor Operations realiza actividades como la creación y gestión de fideicomisos, fundaciones, compañías y fondos de inversión. Esta empresa fue cliente del despacho panameño Mossack Fonseca, el bufete de donde salieron los documentos de los Panama Papers.

El reporte de operación sospechosa entregado al FinCEN no aclara qué tipo de servicios brindó Anchor a la empresa de Lozoya. La única referencia en los detalles de los pagos de Tochos a Anchor Operations Limited Partnership solo señala el nombre del fideicomiso “The Magnolia Trust” y los números de facturas 15037 y 17958. La firma no respondió a las solicitudes de entrevista.

Los FinCEN Files han puesto al descubierto una cuenta desconocida que tenía Lozoya en el banco Morgan Stanley. El exfuncionario cerró la cuenta días después de realizadas esta serie de transacciones que el banco reportó al Tesoro. Las autoridades mexicanas declinaron informar si van tras esta pista y el Tesoro tampoco respondió si los SARs detonaron una investigación.

(Contribuyeron a este reportaje periodistas de MCCI y Proceso y Diego Navarrete)



ornament

Súmate a la comunidad de Quinto Elemento Lab

Suscríbete a nuestro newsletter

Aliados

Open Society Foundations

Ford Foundation

John D. and Catherine T. MacArthur Foundation

Heinrich-Böll-Stiftung

International Women’s Media Foundation

Norsk Journalistlag

Fondo Semillas

mini

El Quinto Elemento, Laboratorio de Investigación e Innovación Periodística A.C. es una organización sin fines de lucro.

Dirección postal
Medellín 33
Colonia Roma Norte
CDMX, C.P. 06700

Global Investigative Journalism Network