Interior del laboratorio ADN México. Foto: Germán Canseco/Procesofoto

Niega ADN México los señalamientos: No se hizo nada irregular con los perfiles genéticos

Por Lucía Flores y Germán Canseco / El financiero y proceso

16 de enero de 2022

A través de su vocera Katya Mardueño, la empresa ADN México respondió un cuestionario que se le hizo llegar para conocer sus puntos de vista en torno a los señalamientos que familiares de víctimas de desaparición forzada han realizado en torno al manejo irregular de los datos genéticos. 
 
La empresa sostiene que todo el trabajo de toma de muestras y análisis “se hizo a petición de las autoridades competentes o de familiares o integrantes de colectivos de familias de personas víctimas de desaparición” y que su manejo se realizó en apego a la legislación vigente.

¿Cuál es la postura de la empresa en cuanto a los recientes señalamientos sobre el manejo de la base de datos?
ADN México está en desacuerdo con los recientes señalamientos hechos respecto de su trabajo en las labores de identificación y búsqueda de víctimas de desaparición en México.
 
Las afirmaciones hechas recientemente en medios informativos muestran una versión parcial del trabajo de la empresa debido a la falta de un contexto más amplio que permita a la audiencia tener una comprensión clara del tema.
 
Lo anterior ha derivado en acusaciones que demeritan no solamente a la empresa, sino también el esfuerzo de familiares de las víctimas de desaparición, así como de organizaciones de la sociedad civil e instituciones públicas.
 
Al respecto es preciso señalar:
a.- ADN México es una empresa legalmente constituida desde 2013, con aviso de funcionamiento sanitario emitido por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios y con el reconocimiento oficial de la Entidad Mexicana de Acreditación para la identificación humana a partir de biológicos provenientes de personas vivas y fragmentos de personas fallecidas.
 
b.- El trabajo de colaboración de la empresa con las fiscalías generales de los estados y las familias o colectivos de familiares de víctimas de desaparición está basado en los parámetros establecidos en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas publicada en 2017 y en las capacidades de la empresa para participar en las labores que entonces iniciaron para conformar el Registro Nacional de Personas Fallecidas y No Identificadas, así como del Banco Nacional de Datos Forenses previstos en el ordenamiento señalado.
 
c.- Esa ley señala que aun cuando el registro y el banco de datos son competencia de la Fiscalía General de la República y las fiscalías estatales, se faculta también a laboratorios privados y peritos particulares para participar en esa labor conjunta.
 
d.- Dentro de ese marco jurídico, las fiscalías estatales proporcionaron a ADN México los perfiles genéticos de víctimas de desaparición para su análisis y conformación de registros, los cuales fueron posteriormente devueltos a las mismas instituciones, o bien la empresa obtenía los perfiles genéticos a partir de las muestras proporcionadas por las fiscalías, para que éstas los integraran a sus registros. De la misma forma, cuando estas dependencias carecían de recursos materiales para la obtención de perfiles genéticos de familiares de víctimas, la empresa colaboró prestando ese servicio.
 
e.- Algunas muestras fueron colectadas dentro de las instalaciones de las fiscalías con apego a los protocolos de cadena de custodia y con el consentimiento firmado de los familiares para la incorporación de los datos a los registros oficiales.
 
f.- En otros casos las tomas de muestras genéticas eran solicitadas directamente por familiares de las víctimas; cada una fue realizada en apego al derecho que tenían de solicitar la participación de peritos independientes y con base en lo establecido dentro de la legislación correspondiente a la protección de datos personales vigente.
 
En síntesis: todo el trabajo de ADN México en el campo de la toma de muestras para perfiles genéticos, análisis de restos humanos, clasificación y caracterización de muestras, así como el diseño de programas para el registro y construcción de bases de datos se hizo a petición de las autoridades competentes o de familiares o integrantes de colectivos de familias de personas víctimas de desaparición, con base en la legislación vigente en la materia y protocolos de seguridad para la recopilación y el manejo de datos sensibles y protegidos por ley.
 

¿Se conocían las actividades que realizaba la representante Mariana García Sosa?
Las actividades de cada persona que integra el equipo trabajo, como en cualquier empresa, son ejercidas con base en las atribuciones que corresponden y son reportadas desde cada área. En su caso, específicamente realizaba labores propias de cualquier director comercial, pero además tenía el cometido específico de ampliar el radio de acción en apoyo a los familiares y colectivos de familias de víctimas de desaparecidos en las entidades del país donde el problema existe con mayor gravedad.
 

¿Se contaba con los avisos de privacidad de los perfiles contenidos en la USB de la CNB?
La única labor de la empresa al respecto fue proporcionar a la Comisión Nacional de Búsqueda una plataforma informática para que dicha institución estructurara la base de datos de los perfiles genéticos que ya tenía registrados.
 
Esa base de datos se clasifica como “ciega” porque solo cuenta con números de clasificación de los perfiles genéticos acumulados, lo cual impide que la empresa pudiera tener acceso a elementos que permitieran identificar a las personas o particulares a los que corresponden los registros.
 

¿Cómo fue el contacto con Roberto Cabrera Alfaro?
A solicitud directa del mismo licenciado Roberto Cabrera Alfaro, a principios de 2018, cuando estaba a cargo de Coordinación General de Estrategias del Sistema de Seguridad Pública en la Comisión Nacional de Seguridad.
 
En ese entonces, ADN México era el único laboratorio con acreditaciones para realizar labores de identificación, análisis y registro de perfiles genéticos.
 
¿Se sabe por qué las autoridades no aceptaron la base de datos?
Lo desconocemos, no tuvimos ninguna participación en ello.
 

¿Dónde está el USB?
El USB nos fue requerido por la Fiscalía General de la República, para aportarla como prueba en una carpeta de investigación que tiene abierta. La empresa entregó la información solicitada y se encuentra bajo la custodia de la FGR y corresponde a las autoridades el manejo de ese elemento de prueba.
 

Detalles de lo ocurrido con la donación en San Luis Potosí.
La participación de ADN México en San Luis Potosí se limitó a colaborar con la Fiscalía General de esa entidad para la obtención de perfiles genéticos que fueron entregados a la institución para su procesamiento y captura en sus propias bases de datos. La empresa no tuvo acceso a dicha base.
 

Detalles de lo ocurrido con la donación en Veracruz. 
En el caso de Veracruz, ADN México donó el servicio de identificación de restos de personas víctimas de desaparición correspondientes a 10 muestras particulares. El resultado del análisis fue entregado a la Fiscalía General del estado de Veracruz, la cual, por su cuenta, contactó a los familiares y dio los avisos correspondientes.
 

¿Se considera que la empresa incurrió en algún error en el manejo de los datos sensibles?
La actuación de la empresa se realizó siempre bajo un estricto control de calidad en el manejo tanto de las muestras como de los datos sensibles que en su momento se le confirió colectar, analizar y, o, registrar de las formas en las que ya se respondió en preguntas anteriores.
 

¿Se sabía que Mariana García Sosa tenía contacto con las familias de las víctimas?
Como directora comercial de ADN México, Mariana García Sosa tenía dentro de sus atribuciones el contacto con familiares de víctimas de desaparición. La buscaron para solicitar el apoyo de la empresa a partir del conocimiento que surgió entre las familias y colectivos sobre la labor que se realizaba.
 

¿Hubo algún acercamiento entre la empresa y alguna dependencia a nivel federal previa a 2018?
La Fiscalía General de la República solicitó en su momento una prueba piloto durante unas semanas para crear y evaluar un programa de cómputo que permitiera concentrar la información sobre la base de datos de personas víctimas de desaparición que la institución poseía desde entonces. Cuando hubo cambio en la Dirección General de Servicios Periciales de la Fiscalía General de la República, el programa piloto ya no continuó y las computadoras utilizadas para la prueba quedaron bajo resguardo de la fiscalía, a fin de que no se pudiera tener acceso a la información que se hubiera llegado a cargar.
 

¿Laboratorio ADN México intentó regresar a alguna autoridad la base de datos genética que tenía en su poder?  Si fue así, ¿cuándo y a quién? ¿Cuál fue la respuesta de las autoridades?
En el caso de los registros de perfiles genéticos de la FGR, la empresa no estuvo en poder de los mismos. ADN México solamente proporcionó un programa de cómputo -a prueba- para que la institución contara con una estructura para crear una base de datos con la información que ya tenía esa dependencia.
 
Respecto de los datos que fueron entregados a la empresa por la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas ocurrió lo siguiente: al terminar la gestión de Roberto Cabrera Alfaro, como titular de la esa Comisión, la directora comercial de ADN México, Mariana García Sosa, intentó coordinarse con la nueva comisionada, Karla Irasema Quintana Osuna, para entregarle formalmente la información de los perfiles genéticos que había sido entregada por el anterior comisionado.
 
Sin embargo, y por motivos que esta empresa desconoce, la entrega no pudo llevarse a cabo.
 
La información sobre esa base de datos forma ahora parte de una carpeta de investigación y se encuentra bajo resguardo de la Fiscalía General de la República. La empresa no tiene ya en su poder ninguna información.
 

¿El laboratorio ADN México fue contratado por la fiscalía del Estado de Veracruz o firmaron algún tipo de convenio? ¿ADN México tuvo acceso a la base de datos de la fiscalía del estado de Veracruz?
En ese caso no existió algún tipo de contrato de prestación del servicio particular remunerado. La empresa solamente donó el servicio de identificación de restos de personas víctimas de desaparición correspondientes a 10 muestras particulares. Tampoco se tuvo acceso a la base de datos de la Fiscalía del Estado de Veracruz.
 

¿Estaban al tanto de que la directora comercial Mariana García Sosa contactaba a los familiares de las víctimas para darles los resultados derivados de las muestras genéticas que realizaba ADN México a petición de las fiscalías de los estados?
No se tiene conocimiento de que eso haya ocurrido. Como representante de la empresa, García Sosa tuvo contacto con familias y colectivos de familiares de las víctimas de desaparición con el objetivo de tener una mayor comprensión de la situación de estas personas y ofrecerles el mejor apoyo posible.
 

¿Cómo es que Mariana Sosa tenía acceso a los datos de las familias para darles los resultados?
Como se señaló anteriormente, como resultado de conocerse el trabajo de ADN México, las familias y colectivos de familiares de víctimas de desaparición la buscaron y se acercaron para pedirle apoyo.
 

La base de datos con información genética que les proporcionó el excomisionado Roberto Cabrera y que tenían en su poder ¿salió en algún momento del país?
No, nunca salió del país.

ornament

Súmate a la comunidad de Quinto Elemento Lab

Suscríbete a nuestro newsletter

Aliados

Open Society Foundations

Ford Foundation

John D. and Catherine T. MacArthur Foundation

Heinrich-Böll-Stiftung

International Women’s Media Foundation

Norsk Journalistlag

Fondo Semillas

National Endowment for Democracy

Google LLC

mini

El Quinto Elemento, Laboratorio de Investigación e Innovación Periodística A.C. es una organización sin fines de lucro.

Dirección postal
Medellín 33
Colonia Roma Norte
CDMX, C.P. 06700

Global Investigative Journalism Network