4

Koral Carballo en San Baltazar Campeche, Puebla 

Fotógrafa, miembro de Trasluz Foto y RUDA Colectiva

NOTICIA

30 de septiembre de 2020

Ariadna es una alumna muy responsable y creativa. Su madre Jessica, secretaria, y su padre Raúl, técnico eléctrico, han hecho malabares para no ser de los 1.1 millones de mexicanos con empleos formales que se han quedado sin trabajo durante la pandemia hasta julio. Siempre preocupados por el bienestar de sus dos hijos, utilizaron unas cámaras que ya tenían instaladas en casa cuando tuvieron que dejarlos solos. Ariadna y Arturo, gemelos, seguían clases a distancia por las clases genéricas que veían en televisión y las tareas a través de WhatsApp, pero al final, el programa que marcaban las autoridades escolares hacía más complicado el trabajo para los niños. "Me paraba todos los días a las 7:00 para ver la clase de mi hermano. A las 10:00 veía la mía y después esperar a que diera la 1:00 para ver la última parte”, explica Ari que ayudaba también a su hermano a hacer sus tareas.

Cuando su maestra Aleida se dio cuenta que los niños necesitaban clases personalizadas para poder seguir el año escolar, dejaron la currícula de “Aprende en Casa” a través de la televisión.  

A pesar de que la pandemia significó extender su horario y trabajar de 8 de la mañana a 9 de la noche, cuando Aleida veía el compromiso de niños y padres por mandar sus tareas, se sentía reconfortada. “Dejé de ser sólo la maestra en el aula, pude meterme de manera virtual a sus casas, porque me mandaban fotos y audios en su cotidianidad. Fue una experiencia íntima”, explica.

Sus días en cuarentena se van en preparar y dar las clases a distancia, hablar con padres y alumnos por WhatsApp, revisar tareas, además de cuidar a sus nietos Iker y Kenia, los hijos de su hijo que falleció hace años. Termina exhausta y muy estresada, por lo que empezó clases de yoga en línea.

Puebla-002-KC

Aleida Pérez Carballo trabaja en formatos de calificaciones dentro de su casa junto a su esposo Omar durante el periodo de confinamiento por el virus Covid-19 en la ciudad de Puebla. Fotografías: Koral Carballo

Puebla-003-KC

Ari Rojas García, de 9 años, posa para un retrato dentro de su domitorio-estudio durante el periodo de confinamiento por el virus Covid-19 en Puebla.

Puebla-004-KC

Aleida Pérez Carballo durante el confinamiento comenzó a realizar Yoga con el fin de poder sobrellevar el encierro y estres del trabajo desde casa en Puebla.

Puebla-005-KC

Mobiliario de juguete que creó Ari Rojas García para sus muñecas durante sus horas libres en el ciclo escolar afectado por el confinamiento derivado de la pandemia.

Puebla-006-KC

Aleida realizando jardineria durante el confinamiento desde casa en Puebla.

Puebla-007-KC

Ari en clase teatro musical desde su casa, durante el encierro causado por la epidemia del Covid-19.

Puebla-008-KC

Imagen de cámara de seguridad donde aparece Ari pintando en la sala de su casa.

Puebla-011-KC

Jessica García, de 39 años, peinando a su hija Ari durante el confinamiento causado por la propagación del virus Covid-19.

Puebla-012-KC

Aleida y sus nietos teniendo una video llamada durante el periodo de confinamiento en Puebla.

Puebla-013-KC

Aleida, de 50 años, posando para un retrato dentro de su casa en Puebla, en el mes de junio de 2020.

ornament

(Textos: Stephania Corpi)

Este reportaje forma parte de la serie COVID-19 en México, producida por Quinto Elemento Lab

Súmate a la comunidad de Quinto Elemento Lab

Suscríbete a nuestro newsletter

Aliados

Open Society Foundations

Ford Foundation

John D. and Catherine T. MacArthur Foundation

Heinrich-Böll-Stiftung

International Women’s Media Foundation

Norsk Journalistlag

Fondo Semillas

mini

El Quinto Elemento, Laboratorio de Investigación e Innovación Periodística A.C. es una organización sin fines de lucro.

Dirección postal
Medellín 33
Colonia Roma Norte
CDMX, C.P. 06700

Global Investigative Journalism Network