Los Legionarios de Cristo nunca fueron expulsados del paraíso fiscal